27 mayo 2007

Sargento Juan Antonio Abril

El sargento de Infantería Juan Antonio Abril Sánchez, zaragozano de 31 años, ha fallecido este sábado en Afganistán. El Sargento Abril estaba casado y destinado en el Regimiento de Cazadores de Montaña "América 66" de Pamplona y realizaba la misión encargada por la OTAN a la Brigada de Cazadores de Montaña "Aragón", cuyos miembros proceden principalmente de Pamplona, Jaca y Huesca.
.
Mientras nosotros reflexionabamos si dar el voto a FADESA suelta etarras o a la alternativa democrática que lucha por España, es decir el PP y su candidato jaqués Enrique Bayo, un puñado de hombres del Ejercito Español cumplían con su trabajo y acataban las órdenes de sus superiores, es decir, de zETApé y de la OTAN de Bush. Un grupo de aragoneses, con base en Jaca y Huesca, intentan defender la democracia y el sistema occidental regido por la Ley y no por la religión, para ello Occidente se vale de la OTAN y nadie en España se quiere acordar.
.
Yo quiero acordarme de los que dan su vida por los demás, por nosotros, sin reconocimiento alguno de la masa social que dormita en el sillón del salón mientras ve en su gigante televisor unos tíos y tías en bañador perdidos en una isla del Caribe. Nunca como en estas fechas ha habido más soldados españoles en misiones en el extranjero. No a la guerra.
.
Descanse en paz el Sargento Juan Antonio Abril, caído en acto de servicio.

4 comentarios:

Ignacio dijo...

Amén

charlton heston dijo...

Como muy posiblemente los $ocialistos lo suprimirán del funeral...
Y para rematar la faena el distintivo de la medalla será el amarillo. Como en Afganistán no están en guerra...
¿Cuántas bajas tuvimos en Irak?

Suerte en la lucha.

Lo demandó el honor y obedecieron,
los requirió el deber y lo acataron,
con su sangre, la empresa rubricaron,
con su esfuerzo, la Patria redimieron.

Fueron grandes y fuertes porque fueron
fieles al juramento que empeñaron.
Por eso, como valientes lucharon.
Por eso, como mártires murieron.

Inmolarse por Dios fue su destino,
salvar a España, su pasión entera,
servir en el Ejército, su vocación y sino.

No pudieron querer a otra Bandera,
no quisieron andar otro camino,
no supieron morir de otra manera.



Cuando la pena nos alcanza,
del compañero perdido.

Cuando el adiós dolorido,
busca en la fe su esperanza.

En tu palabra confiamos
con la certeza que Tú:

ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz.
Ya le has devuelto a la vida,
ya le has llevado a la luz

BELÉN dijo...

HACE DIAS QUE NO LEIA ESTE BLOG Y HOY ENTRO Y ME ENCUENTRO CON ESTO. OSTRAS QUE FUERTE, YO LE CONOCIA POR TEMAS DE TRABAJO, Y ME HE QUEDADO A CUADROS, ERA UN TIO SUPER COMEDIDO Y RESERVADO, PERO MUY MAJETE, HACE POCO QUE SE HABIA CASADO, MADRE MIA QUE FUERTE NO ME LO PUEDO CREER.
DESCANSE EN PAZ.

Anónimo dijo...

Me parece vergonzoso, que haya personas que hayan hecho comentarios del sargento fallecido en Afganistán. Llamarlo borracho, ¡qué poco respeto! Era una persona muy sana y nunca fue trasnochador. Era una persona como otras tantas que van donde les manda el Gobierno y al final acaban como acaban, siempre velando por la seguridad de los demás y así lo agradecen algunos. Descanse en paz el sargento Juan Antonio Abril Sánchez y mis condolencias para la familia.