14 septiembre 2007

Muestras de talante

Desde hoy voy a ir recopilando las muestras de talante sociata que a lo largo de Ex-paña van soltando los chicos, y chicas que si no se mosquean, de la banda de zETAdé que no ZP, zETAdé, con D de dimisión. Y es que llevo mucho tiempo escuchando muestras de ese talante sociata que apesta simplemente a odio. Estos tíos odian a todo lo que sea pepé, por eso su talante atufa a sectarismo, exhala intransigencia hasta llegar al hedor fanático. Cómo si no es posible que ¡una Ministra del Gobierno de España! diga que las amenazas de muerte de los violentos callejeros catalanistas (como aprenden de los vascos, eh) hacia Alberto Fernández Díaz, dirigente del PP catalán, son "una expresión de la normalidad que todos tenemos que asumir" y responden al uso "de símbolos con fines partidistas" por parte del PP, que debería "aprender convivencia".
.
En cualquier otro país europeo, aún sin pertenecer a la Unión Europea, esta tipa hubiera dimitido o la hubieran dimitido ipso facto. Sólo en sistemas políticos totalitarios como Cuba, Venezuela, Bolivia, Marruecos y otros colegas de la progresía millonaria, se permite la justificación del terror, aunque mucho de eso vimos del 11 al 14M en España. Quizá aquellos días se dejó licencia para el todo vale, quizá para siempre. Éste es el talante de zETApé, que lo recuerden sus votantes, por eso repito que es un radical y que debe llamarse zETAdé, con D de dimisión, al menos de su Ministra.

1 comentario:

Ciudadano JJ dijo...

Pues Elena Salgado, que es la ministra a la que haces referencia, creo que se equivocó de “cabo a rabo”.

Creo que lo impresionante de la democracia es, sin lugar a dudas, que puedes dar tu punto de vista sobre cualquier cosa en total libertad.

Pero hay que saber que no todo vale. Los limites de la democracia los marca las leyes para propiciar una convivencia. Entrar el terreno de la amenaza, la injuria y la calumnia debe tener siempre consecuencias. Lo que pasó en el día de Cataluña (Diada) no tiene nombre, igual que lo de Gerona con el Rey.

Creo que es un atraso en las libertades en este país. Un tío que se ampara en la libertad de opinión para amenazar de muerte e insultar, creo que no debe quedar impune. A esto se le suma la inoperancia de la Policía Autonómica Catalana, ya que creo que la defensa de la legalidad vigente (pese a quien pese), debe estar por encima de cualquier partido en el poder. Podemos entrar en una dinámica peligrosa en la que los “no demócratas” pueden tener un espacio en la calle y los “demócratas” no. El mundo al revés. Me encantaría que me explicaran eso de la normalidad. Porque para mí eso de normalidad, tiene bastante poco. Pero claro, el ser de pueblo tiene estas cosas...