18 marzo 2008

Pekín 2008 ¿Sí o no?

Llevo un tiempo pensando en esta entrada pero los últimos acontecimientos acaecidos en el Tibet me llevan a escribirla ahora. Ya cuando en Camboya, llamada hoy Myanmar, los monjes budistas comenzaron sus protestas me vinieron a la cabeza pensamientos relacionados con lo que escribo aquí. No es otra cosa que la decisión, tomada ya hace años, de que en el verano de 2008 los Juegos Olímpicos de Verano se celebraran en la capital de la China Popular, Pekín, o como dicen los chinos Beijing. Beijing 2008. Este es el cartel oficial.




Desde el momento que se supo me llené de indignación. No podía comprender cómo el estamento internacional más importante del deporte, el COI, podía conceder tal premio a una dictadura asesina y liberticida. Todo el mundo debería estar en contra del apoyo, sea de la forma que sea, a una dictadura. Es el pensamiento rápido y lógico que se hace, luego, con el paso de los años he ido madurando esa idea. Pero en ese momento tenía claro este otro cartel.




Lo cierto es que será inevitable que el régimen chino utilice a las Olimpiadas como arma política, presentándolas como ejemplo de normalidad y buen hacer de sus gobernantes y ciudadanos. El problema es que sus ciudadanos no tienen tal entidad ya que se encuentran sometidos bajo el yugo del Partido Comunista Chino. Tal cosa es y era conocida por toda persona con un mínimo de conciencia y, por ello, me surgieron las primeras dudas. ¿Acaso no sabía el COI que el Gobierno chino utilizaría las olimpiadas como propaganda? ¿Acaso le daba igual al COI politizar la máxima representación del deporte, unas Olimpiadas?


Aún me cabreé más. Utilizar unas Olimpiadas para ego de una dictadura es algo que ya ha pasado. El Berlín de Hitler en el 36 y el Moscú comunista de 1980 son los paradigmas de cómo el deporte se rinde a la política, Aunque del Moscú del 80 tengo este gran recuerdo. Pero entonces me paré a pensar qué debió sentir Hitler cuando vio como Jessie Owens superaba a sus arios corredores sobre la ceniza del Estadio Olímpico y, me di cuenta de que las Olimpiadas, el deporte, puede ser un medio para luchar contra los totalitarismo de una forma genial, en su propia cara. Casi de manera inigualable. ¿Quién y cómo pueden poner en evidencia a un régimen dictatorial en su propia casa? Me acorde también del Saludo Black Power de las Panteras Negras en México 68 y entonces pensé, ojalá en Pekín 2008 se den muchos ejemplos como aquellos pero reivindicando, por ejemplo, la Libertad del Tibet o el gesto contrariado de un dirigente del Partido al ver cómo un Medalla de Oro pide la liberación de los presos políticos. Hace falta más fotos como esta,




Quizá sería bueno que se celebraran las Olimpiadas de Pekín 2008. Sí. Pero para que sirvieran como estilete de la democracia ante el totalitarismo comunista chino. Ojalá instituciones internacionales, Comités Olímpicos y deportistas consigan abrir las mentes de esos cabrones del Partido y hagan ver a su pueblo que otra China es posible y que la democracia, algún día llegará. Por eso también ha y gente que piensa así,


Visto en CHINOCHANO

Y tú ¿qué piensas?

8 comentarios:

Checho dijo...

Si intentáis pinchar el primer hipervínculo que he puesto, el de Tibet y sus disturbios, veréis que da error. Ya lo he cambiado 2 veces pero ná, imposible. Es la censura china en Youtube...Si llega hasta mi blog ¿podéis imaginar cómo debe ser vivir en China?

TIBET LIBRE-FREE TIBET!!!

Checho dijo...

Bueno, no sé qué cojones pasa que no se pueden ver los vídeos del youtube...Serán los chinos??? Joeeer

Jareta dijo...

A mi me parece vergonzoso que las Olimpiadas se hagan en Pekín, estoy plenamente de acuerdo contigo.

José A. Julián dijo...

Yo ya tuve la oportunidad de expresar lo que pensaba en:

http://elcafepedagogico.blogspot.com/2007/09/los-juegos-olmpicos-o-las-libertades.html

Tu entrada no hace otra cosa, que completar lo que es una realidad. Y no será la última que veamos.

Un abrazo

Checho dijo...

Ya se ven los hipervínculos, os recomieno que los veáis...y cuidao con los piratas...

krasty dijo...

A mí me parece de puta madre que se hagan las olimpiadas en China. ¿Por qué os creeis tan superiores con vuestros sistemas pseudodemocráticos?
A lo mejor convertir de la noche al día a la democracia un país pobre, inculto y de tanta población, no es la mejor idea. Ahí tenéis a la ex URSS.
Sin embargo ir andando pasitos en esa dirección (las olimpiadas serían uno de esos pasos) a la vez que se estructura el país y la economía puede que sí funcione.

José A. Julián dijo...

Y dos huevos duros. Claro que sí.

Checho dijo...

Bueno krasty, yo prefiero vivir en una pseudodemocracia, si se puede llamar así, que en una dictadura. Sin los pseudos que tú quieras. Es más, recomiendo a todo aquel a quien no le guste la democracia que, ya que existen dictaduras, se piren a vivir a ellas y no quieran crearnos una aquí porque parece que es lo que quieren algunos.

Pero bueno, lo de las olimpiadas en China es un tema complejo. Ya digo que en un principio estaba totalmente en contra, ahora no lo tengo tan claro. Pero sólo porque con ellas pueden llegar formas y maneras democráticas a China y además reivindicaciones. Pero para eso se deben implicar los comités olímpicos de los distntos países, es decir los políticos y también los deportisstas y los periodistas. Por ejemplo, me encantaría ver a un medallista olímpico exhibiendo una bandera de Tibet en un podium de Pekín, o a un miembro federativo hablando de los derechos humanos en China.

En principio creo que dar los juegos a una dictadura, como la de la China Popular, es una aberración. Es algo contario a todo lo que el deporte y el olimpismo supone pero, una vez otorgadas espero que sirvan para algo y, además de lo deportivo, se consiga avanzar en la lucha por la Libertad y los derechos humanos que la China comunista aniquila.

Eso que dices de "convertir de la noche al día a la democracia un país pobre, inculto y de tanta población, no es la mejor idea. Ahí tenéis a la ex URSS." es una aberración. Que un caudillo o su partido dirijan una nación cual rebaño de ovejas...Ya perdonarás pero eso se llama fascismo, qué digo, ¡naZismo y leninismo puro! La definición perfecta de dictadura.

En la URSS estarán muy mal, pero nadie será detenido por pasear por la Plaza Roja cuando el cabrón de turno lo diga y, aún peor, si están mal es, entre otras cosas, porque sus políticos son unos mamones. Pero mamones demócratas. Y eso que Rusia no es precisamente el mejor ejemplo ya que Putin, nada menos que ex-Jefe de la KGB de Berlín, es un redomado cabrón que no gobierna de manera democrática.

Aún así prefiero vivir en una psuedodemocracia que en una dictadura. ¿Tú no, krasty?

Saludos olímpicos...