02 noviembre 2008

¡Qué cruz!

¡Qué cruz! Nene, qué cruz nos ha caído encima con los pijiprogres de turno que no tienen otra cosa que hacer que dar por saco a la ciudadanía sin otra intención, claro, que la de vivir del cuento público, es decir, con nuestro dinerito. Y éso, claro, es lo que más me jode. En este país, llamado España, la gilipollez, que acaba en zeta por algo, rige la vida de los españolitos porque, no se entiende que de otra forma la Real Federación Española de Fútbol prohiba a la Sociedad Deportiva Huesca vestir su segunda equipación. El Huesca quería usarla este fin de semana en su partido en casa contra el Córdoba pero la Federación se lo ha prohibido argumentando que tal acto contradice el artículo 274 del reglamento de la Federación.

Hasta aquí entendible pero, ¿qué es lo que ha llevado a la R.F.E.F. a prohibir el uso de la segunda equipación del Huesca? Pues la gilipollez pijipogre de turno, así de simple. Resulta que el Seminario Permanente sobre Migraciones Internacionales y Extranjería (INTERMIGRA) advierte que la camiseta alternativa a la tradicional azulgrana, de fondo blanco con la cruz roja de San Jorge en el pecho, "contraviene la normativa antiviolencia de la FIFA". Este organismo incluye también una consulta a la UEFA y a la FIFA para "aclarar la compatibilidad de la indumentaria deportiva del Huesca con la normativa antiviolencia" del máximo organismo internacional.

INTERMIGRA surgió de un convenio firmado por el Gobierno de Aragón, el Colegio de Abogados y la Facultad de Derecho de Zaragoza. Sus directores son Pascual Aguelo y Ángel Chueca y en su informe recuerda que "la utilización de signos religiosos fue prohibida por la FIFA en el año 2007, entre otras medidas, con el fin de erradicar la violencia y garantizar la no discriminación por motivos de índole religiosa".
Tócate los huevos, nene. Así que, según estos listos, que los del Huesca -Aragón- lleven la Cruz de San Jorge en el pecho es algo que genera violencia. Hostia macho, qué país. Me quedo sin palabras...




Pues si eso es así, para estos listos debe de generar violencia, por cojones, el escudo de Aragón, ya que, además de la Cruz de San Jorge -Patrón de Aragón- compone uno de sus cuarteles cuatro cabezas moras -de reyes moros- que se supone fueron cortadas en la Reconquista de Aragón -la toma de Huesca en 1096 por Pedro I y por su hermano, el futuro Alfonso I 'El Batallador' - y, además, en el primer cuartel encontramos la encina como "Árbol del Sobrarbe" coronada por la cruz latina y en segundo cuartel luce la La Cruz de Iñigo Arista, similar a la Cruz de Santiago -matamoros, patrón de España-. Y claro resulta cínico pertenecer a un Seminario (deberían cambiar eso de Seminario por Madraza) Permanente que cobra en €uros del Gobierno de Aragón, cuyo escudo violentísimo sella todos sus documentos ¿No?


¿Lo próximo qué será? Pues quizá estos tipejos paniaguados con mis impuestos soliciten que el campo de fútbol del Huesca, "El Alcoraz", cambie de nombre porque, claro está, el mismo incita a la violencia al ser en ese cerro donde los malvados cristianos doblegaron a las tropas musulmanas y allí fue donde, dice la leyenda y la tradición, se apareció San Jorge guiando a los cristianicos aragoneses.
Resulta que el Gobierno de Aragón patrocina al mismo tiempo a la S.D. Huesca y a estos tíos. Manda huevos también que el Colegio de abogados y la Facultad de Derecho, es decir, la Universidad de Zaragoza -que es la de Aragón porque aquí no hay otra, Zaragón- apoye tal cosa y chupe del tarro de forma tan asquerosa. En Italia pasó algo parecido con el Inter de Milán pero allí, como no son gilipollas, no hicieron ni puñetero caso a los listos pijiprogres de turno...




Y bueno, qué decir de Inglaterra, que ha honrado su tradición llevando la Cruz de San Jorge en su elástica nacional durante años. Seguro que a este nadie le dice nada...



Con lo majicos que están. En fin, vomitivo el trinque pero, la gilipollez al poder, ¡QUÉ CRUZ, NENE! ¡QUÉ CRUZ! Pero de San Jorge, que coño...



2 comentarios:

José A. Julián dijo...

La medida es absurda.

Con la cantidad de cosas que generan violencia y nos vamos a fijar en la indumentaria, que es irrelabante.

Mucha tontería, y mucho tiempo para no hacer nada.

Desde luego, desde luego...

Eso sí, esa camiseta vende más que la primera equipación. Tal vez prohiban que la lleven por la calle...

Prohibir antes que educar. Ese es el camino...me hierve la sangre...

Checho dijo...

Pues, a pesar de mi zaragocismo, me parece que yo también me voy a pedir una...