21 noviembre 2008

Talante rojo

Los más progres. Los más sociales. Los más reformistas. Los más innovadores. Los más renovadores. Los más modernos. Los más idealistas. Los más solidarios. Los más libertarios. Los más igualitarios. Los más cultos. Los más literarios. Los más artistas. Los más científicos. Y los más rojos. Los más ¿demócratas? Pues no. Hoy comienzo aquí una serie de entradas con las que demostraré mi teoría: "La izquierda no es demócrata". Y será fácil, porque me lo ponen en bandeja. Numerosos son los casos que el talante zETA me está propiciando pero, empezaremos la comprobación científica con algo más rojo que zETApé. No es otra que la grandísima Cristina Almeida.


¿Por qué? Pues, ya lo sabrán ustedes, porque la individua, bañada en la catarsis roja del Círculo de Bellas Artes de Madrid en el que ciertos y autodenominados intelectuales de izquierda firmaron un panfleto en apoyo a Garzón y su basura judicial guerracivilista, va y dice que cuando iba al Corte Inglés y veía libros de César Vidal y de "otros" escritores, sentía ganas de "prenderle fuego a todo el stand"-literal-. Tócate los cojones, nene. Talante rojo, rojísimo. Bermellón, vamos.




La frase de la tipa define a la perfección mi teoría. La izquierda no es demócrata, sin más. Debe ser algo patológico. Genético, de nacimiento. Quizá empiece a leerme a Freud porque no sé qué extraña razón se esconde en el subconsciente de estos rojeras que, en pleno siglo XXI, repiten frases típicas de barbudos prohombres de ideas decimonónicas que arrasaron el siglo pasado y todavía alienan islas caribeñas o confines asiáticos.




Lo mejor ha sido la respuesta de César Vidal. Primero mostró su absoluta perplejida y luego argumentó el por qué de la afirmación almeidense que se debe, según vino a decir Vidal, al remordimiento que corroe la memoria histórica de la roja en cuestión -entiéndamese-. Resulta que el papá de Cristaina Almeida participó en el alzamiento franquista del 36 e incluso llegó a relatar como los rojos intentaron zumbárselo -leer-. Resultará al final que mi teoría se confirma científicamente y debo leerme la obra completa de Freud. Y es que los barbudos somos así...

2 comentarios:

Republica Rojigualda dijo...

Desde luego que sí, la izquierda en España no es demócrata, nunca lo ha sido y difícilmente lo será. Y es que la izquierda española es...izmierda.

Un saludo.

Por cierto, gracias por la visita, ya te he añadido a mi blogroll.

Checho dijo...

Bueno,no llego a tanto como tú con el insulto público, pero está claro que no son demócratas, al menos una gran parte de ella. Sus actos los delatan.
Saludos republicanos y presidencialistas.