26 febrero 2007

El Tío Oscar

No quería hablar de los Oscars pero al final, ya ves, y es que me hace mucha gracia que todos esos superprogres antiamericanistas y anticapitalistas se mueran por viajar a Hollywood y se vuelvan locos por pasear por la alfombra roja del glamur, los diamantes y los vestidos millonarios. Deje de creer en los Oscars hace tiempo, son un negocio, como toda la industria del cine, pero al menos a veces se hace un poco de justicia. Este año por ejemplo me parece chachi los premios para Scorsese y, aún más, el reconocimiento de un maestro, Ennio Morricone, que antes de la música de La Misión y los reconocimientos actuales creo la música de los Spaghetti Western, de Sergio Leone. Sí señor.
.
Por cierto, esta semana difícilmente escribiré entradas porque nos vamos a Dublín el miércoles, a ver la city, beber cerveza y ver al primo, ya os contaré. Y para empezar bien la semana qué mejor que leer al profesor Carlos Rodríguez Braun en LibertadDigital, os lo recomiendo, qué bueno su artículo "Simancas sano"...http://www.libertaddigital.com/opiniones/opi_desa_36115.html

2 comentarios:

Jareta dijo...

Cari,corrige:Ennio Morricone

Checho dijo...

Ay, sí, menos mal Jareta, es que se me fue la perola. Madrugar tanto y tantos días no pue ser güeno.