19 febrero 2009

Bloguitis

Después del permiso paternal volvemos a la rutina, también en el blog. Por eso comentaré hoy este titular: "Para estar a la última cierra tu blog", esa era la noticia que leí en octubre pasado y que me llamó la atención. En ella se viene a decir que un blog ya no es guay y que, en eso coincido con su autor, "...hace cuatro años, con talento y un poco de esfuerzo, podías tener éxito en la blogosfera; hoy, el mercado está tan colapsado que abrirse camino es mucho más complicado. Y el esfuerzo no merece la pena..." 

Eso es verdad. Ahora hay que estar en  FlickrYouTube, Facebook   o  Tuenti.  Pero mi blog no estaba pensado para ser guay, más social y popular. Ni siquiera para expresar destrezas informáticas. No. Surgió como expresión de mi ideal, sobre todo político, pero también personal. Como he dicho otras veces, me gusta ver el blog como un punto de encuentro entre diferentes ideologías en busca de una misma solución, pero es verdad que son contadas las ocasiones en las que se puede entablar una discusión racional con el opuesto. 

Sí está claro que un blog te lleva dedicación, tiempo, que es algo que ahora no tengo como antes y que esta web notará en su edición. Por eso me pregunto ¿Es hora de cerrar CHECHOSAID?

6 comentarios:

El Estandarte Azul dijo...

Créeme, yo cerré varios blogs tiempo atrás y ahora me arrepiento, porque entonces tenía muchas visitas y un modesto hueco en Google y ahora he tenido que volver a empezar desde cero, con lo que todo ello conlleva.

Un blogger es un blogger, lo llevas en la sangre, te gusta comunicar y compartir; podrás cerrar Chechosaid pero volverás a abrir uno nuevo dentro de un tiempo.

Sigue escribiendo, pues lo importante es el contenido. El formato 2.0 ya lo irás puliendo con el tiempo.

Un saludo, compañero.

H dijo...

La moda, la moda... Y ¿si se pone de moda cortarse un testículo lo vas a hacer?... Tu escribe cuando te apetezca y pásatelo bien. Además, tal vez lo que pretenden es precisamente eso, que cerremos todos... ;)

Republica Rojigualda dijo...

Estoy de acuerdo con H, quizá lo que pretenden es es que cerremos todos nuestros blogs, para mayor gloria de intereses turbios.

En el siglo XXI, en el campo de la comunicación, ya no podemos decir que haya medios influyentes. Hay muchísimos periódicos digitales, blogs, videoblogs, podcasts... y por lo tanto, a mayor número, menor influencia. ¿pero acaso no es eso una ventaja? Siempre nos hemos quejado del inmenso poder que tenía el Imperio Prisa, en adelante eso ya no será así, ninguna empresa nos impondrá sus intereses. Los medios pierden en influencia, los lectores ganan en pluralidad informativa y de opinión, y al final, gana la libertad. ¡Viva la atomización mediática!

Un saludo, y a seguir con el blog, que en nuestro tiempo ser bloguero es un deber cívico.

Checho dijo...

Gracias a los tres por el apoyo, se agradece de verdad...

Oroel dijo...

Ni se te ocurra cerrarlo.

Como te acaba de decir República Rojigualda, ser bloguero es, hoy más que nunca, un deber cívico.

Checho dijo...

OK, oroel, deber cívico.

El problema es que mi tiempo ahora esta limitado y el blog lo notará pero... Seguiremos de igual modo.

Juas, juas, seguro que en la entrada de Astún y Formigal me caneas...

Saludos.