08 octubre 2009

Hipótesis-Tesis-Teoría

La izquierda no es demócrata ni democrática. Mi hipótesis debe convertirse en tesis, luego en teoría. Así que deberemos comenzar el análisis de hechos objetivos, analizar sus causas científicamente y comprobar que los hechos se producen por causas y efectos de forma empírica. Pero, ¿cómo demostrar algo así si hablamos de política; de filosofía; de teoría? Bien, en principio fue el verbo... No entraremos en detallados estudios históricos, sintetizaremos, que estoy escribiendo una entrada de un blog y no un ensayo político (y aú así me va a quedar un chorizo de largo).

La ideología de izquierda nace como consecuencia de la Revolución Francesa y se consolida tras la Revolución Industrial, en sus inicios se buscan fórmulas que la consagren como forma política. Así se inician caminos desde empíricos y científicos hasta utópicos. La realidad es que, en cualquiera de sus teorías, la izquierda fracasa como forma política y social. Ni los falansterios, ni las comunas, ni similares posteriores pudieron hacerse realidad. Fracasaron. Y fracasaron cuando, el momento histórico era el ideal para que triunfaran. No busco porqués, sino que reflejo una realidad histórica. Un hecho que, además, ha sido explicado históricamente también de forma empírica, científica, así que podríamos hablar de una primera hipótesis convertida en tesis: La ideología de izquierda es imposible en la sociedad post-industrial.

Partiendo de esta base científica pasaríamos a postular mi hipótesis: La izquierda no es demócrata ni democrática. La idea base ya ha sido explicada; la izquierda no puede darse como forma política válida en la sociedad moderna y post-industrial ya que ni siquiera se dio en el momento histórico en que hubiera triunfado. Por tanto, ¿por qué continúa existiendo como ideología política? La respuesta no puede ser otra que por el interés propio de su clase política, que se basa en su filosofía e ideología para constituirse como clase política que en la sociedad moderna controla el poder, a veces en parte y a veces en su totalidad.

La siguiente pregunta será, ¿cómo es posible que la izquierda actual sobreviva cuando en su origen fracasó de facto en todas sus formas? Y ahí es donde mi hipótesis comienza a ser tesis gracias a un invitado nuevo: el Totalitarismo. Me explicaré, claro.

Tras el fracaso primigenio de la ideología de izquierdas, siglos XVIII y primera mitad del XIX, que todo ser humano defendería (aún hoy) como ciudadano que vive en sociedad, los líderes políticos autodenominados de izquierdas comienzan diferentes teorías y formas políticas de izquierdas. Así desde los jacobinos revolucionarios pasaremos ahora al anarquismo, el comunismo o el socialismo como nuevas formas de izquierda influenciadas todas por "El Capital" de Marx y Engels. Todas ellas serían distintas variantes de la ideología de izquierdas y se convertirían en formas políticas ya que, en sí mismas, buscaban ser una forma de gobierno, de estado. El problema es que fueron radicalizándose hasta convertirse en totalitarias al erigirse en únicas posibilidades políticas, no admitiendo oposición política en su contra... Aunque explicar tal cosa nos llevará un poco más de tiempo.

Así que, hasta aquí, podemos realizar la hipótesis de que la ideología de izquierda nace como consecuencia de la Revolución Francesa y se consolida tras la Revolución Industrial y que la realidad es que, en cualquiera de sus teorías, fracasa como forma política y social. La ideología de izquierda es imposible en la sociedad post-industrial, de tal manera que a finales del sigloXIX y principios del XX nacen nuevas teorías en la izquierda que dejan atrás las teorías primigenias en favor de otras radicales basadas en la revolución.

El comienzo del siglo XX es convulso, agitadísimo, trágico. La izquierda navega por las turbulentas aguas de la revolución. En toda Europa se producen pequeñas o grandes revoluciones basadas en las ideas del anarquismo, el comunismo y el socialismo. La más importante de ellas fue la Revolución Rusa de 1917. En realidad fue una verdadera guerra civil que concluyó con la victoria de Lenin. Y aquí mi hipótesis obtiene el hecho científico que favorece su paso a tesis: el Totalitarismo.

Lenin, líder bolchevique, es decir comunista, implantará un régimen totalitario en el que eliminará a toda oposición política contraria a él, incluso de similar ideología. El terror será su forma política, convirtiéndola en la dictadura del proletariado. Hecho, con explicación históricamente científica. Así que de hipótesis a tesis: Desde, como mínimo, la Revolución Rusa la izquierda no es demócrata ni democrática.

Bien es verdad que, en mi opinión, Lenin se dio cuenta de que ese camino estaba equivocado pero, palmó antes de poder arreglarlo. Eso sí, había inventado el marxismo-leninismo y el terror rojo. Fue el primero en crear un régimen totalitario en la Historia, de hecho, en mi opinión, lo inventó. Antes que Hitler. El problema es que Stalin se dio cuenta de la jugada y, de forma muy astuta, le sucedió en el cargo. Stalin se convirtió en uno de los grandes tiranos de la Historia. Es otro elemento empírico que lleva mi hipótesis a tesis, con él se demuestra científicamente que la izquierda no es demócrata ni democrática.

No perderé tiempo con Stalin. Fue un hijo de la gran puta. Al nivel de Hitler, como mínimo, porque creo que Adolfito además de malo estaba zumbao. Stalin no, simplemente fue un cabrón redomado responsable directo de tres millones de muertes -3 millones-. Pero su importancia para mi hipotesis es que, Stalin fue quien promovió la idea de izquierda radical por todo el planeta. Aprovechó la coyuntura de la II Guerra Mundial y expandió de forma oportunista la idea revolucionaria del comunismo como democrática y popular por todo el mapamundi cuando, en realidad, Stalin convirtió al comunismo soviético y socialista en el totalitarismo más duradero de la Historia. Es más, por su culpa, aún hoy, las dictaduras comunistas y totalitarias permanecen activas en América, y Asia, incluso en algunos lugares de África. Incluso algunos quieren implantarla en la Comunidad Autónoma Vasca.

Durante la segunda mitad del siglo XX el régimen soviético apoyó a las izquierdas de todo el mundo, cuanto más radicales más apoyo. Además de inspiración ideológica aportó todo tipo de ayudas a los regímenes comunistas totalitarios del Telón de Acero( satélites suyos), Asía, África y América. Corea o Cuba son dos ejemplos. A colación de la isla caribeña debo recordar que hoy es el 42 aniversario de la muerte del Che Guevara, otro elemento que convierte mi hipótesis en tesis e incluso en teoría.

El Che Guevara es un ídolo para la izquierda. Para toda ella. Incluso para la actual, socialdemócrata. Es también un icono mediático y propagandístico que, por otra parte, es una de las características en la forma de hacer política por parte de la izquierda, propaganda y agitación. ¿Recuerdan el 13M?

Con motivo del 42 aniversario de la muerte del Che el periódico El Mundo ha publicado un artículo parte de un documental de Veo7, del que extraigo estas líneas que dan razón científica a mi hipótesis:


El Che se justificó de las muertes que había ordenado diciendo que siempre habían sido agentes imperialistas y espías enviados por la CIA. Rodríguez le recriminó si no era una contradicción aquello viniendo de un argentino que se encontraba haciendo la guerra en Bolivia. "Estos son asuntos del proletariado que no alcanzan a su comprensión", replicó enojado.


Es decir, el mismísimo Che Guevara se confiesa ante su máximo enemigo admitiendo que está por encima del bien y del mal, de lo divino y lo terrenal, de la ciencia y la religión. El líder revolucionario de izquierdas sabe, como sabían Lenin, Stalin, Mao, Fidel o el propio Che, lo que es bueno o malo para el pueblo y lo que el pueblo comprende o no llega a comprender.

¡Acojonante!

Es una de las pruebas definitivas para que mi hipótesis se convierta en tesis y casi en teoría de que la izquierda no es demócrata ni democrática, al menos podemos constatarlo científicamente así hasta esta afirmación del Che Guevara del 9 de octubre de 1967.

Los detractores de mi hipótesis-tesis dirán que si bien todo lo anterior es cierto, con conceptos discutibles claro, tal cosa no quiere decir que la izquierda actual comparta esas teorías políticas basadas en la revolución obrera y la dictadura proletaria ya que hoy en día la progresía es socialista liberal, socialdemócrata. Es decir, basa su forma política en la democracia parlamentaria desde su ideología primigenia de la igualdad de clases y justicia social. Y estaríamos de acuerdo, querido lector, pero la realidad es otra. La realidad es que la izquierda no es ni demócrata ni democrática, y para constatarlo diversos ejemplos ya mencionados en este blog:







10 comentarios:

buca dijo...

Excelente entrada.

Otro ejemplo de demagogia, subir el IVA el 2%, los sindicatos callados cuando le están haciendo,así, a todo dios un recorte salarial del 2%. Claro a ecepción de los ricos ahorradores que invierten su dinero y no está sujeto a IVA.

Checho dijo...

Gracias, buca.

Así es, nos recortan un 2% el sueldo y los sindicatos de clase calladitos. Bueno, aún más, apoyan la congelación de los sueldos de funcionarios en un 0'3%, que es una congelación en toda regla vamos.

¿Imaginas que el PP hubiera, ya no hecho sino, propuesto algo así? HUELGACA GENERAL AL CANTO.

Gracias por visitar el blog y saludos.

Anónimo dijo...

Estaría bien que primero aprendieras a escribir bien, después estudiaras historia y finalmente ordenaras tu cabeza porque llevas una empanada monumental. Nunca había leído un argumentario tan hilarante sobre las hipótesis, las tesis y las teorías. ¿Pero sabes realmente de qué estás hablando? En fin... como texto de humor está bien.

Sr. Editor dijo...

Bueno anónimo, respeto tu opinión pero imaginarás que no la comparta en absoluto. Das una opinión, sin más, no argumentas nada... Si tanto me he liado con mi empanada mental hubiera estado bien que me dijeras en qué me he confundido, si no es muy fácil decir que me equivoco. En qué me confundo ¿en la Revolución Francesa, en Marx y Engels? ¿No hizo Hitler lo que hizo o no hizo Stalin lo que hizo? ¿O acaso te cabreas porque digo que Corea y Cuba no son el paradigma de la democracia? ¿No dijo ni hizo el Che lo que comento en la entrada? ¿Ni el Gran Timonel claro?

Lo de los sociatas de aquí ahí está, sólo tienes que pinchar los enlaces y sacar tus propias conclusiones.

Una cosa es que no te guste y otra que me equivoque, pero tú ya has sentenciado, algo bastante común en el pensamiento de izquierda, por cierto. Pero bueno, de eso hablo...

Gracias por pasarte por este blog y siempre serás bien recibido para discutir, sin faltar al respeto, sobre el tema o lo que te apetezca.

Saludos

Anónimo dijo...

Hola Sr. Editor.
Sin duda, tienes una obsesión demagógica y muy pueril con la izquierda. Tu argumentario está trufado de lugares comunes, medias verdades y declaraciones fragmentarias que utilizas convenientemente para reforzar tu teoría. Coges la parte por el todo y te quedas tan ancho. Picas de aquí y de allá pero tu texto no tiene ni pies ni cabeza. No obstante, observando tus referencias bibliográficas, no me extraña.
En fin, que no me quiero extender. Es curioso porque yo no me he posicionado ideológicamente en ningún momento. Sólo he dicho que escribes muy mal y que tienes una empanada monumental que te lleva a escribir un texto hilarante en el que te pierdes entre tesis, hipótesis y teorías. Por eso te recomendaba que primero aprendieras a escribir bien y después estudiaras historia. Nada más.
Es interesante tu reacción (muy propia de la derecha sectaria y obsesionada con la izquierda): como te critico soy un sociata. Pues no, amigo editor, ni soy sociata ni soy comunista ni anarquista. Simplemente soy un ciudadano.
Finalmente quería decirte que es tan absurdo y maniqueo considerar las dictaduras comunistas como la consecuencia del fracaso de la izquierda, como sostener que las dictaduras fascistas (Hitler, Mussolini, Franco, Salazar, Trujillo...) son consecuencia del fracaso de las ideas de derechas. Hay que ser un poco más serio y riguroso en los argumentos que se exponen. Tu artículo es realmente simplista.

Sr. Editor dijo...

Querido anónimo, no sé si escribo mal o bien o si debo aprender historia. Simplemente opino, tu sentencias. ¿Sabes a quién debes leer? A Freud, porque el subconsciente te traiciona... Sí.

Vuelve a leer mi replica y verás que no te he catalogado de sociata en ningún momento, mientras tú mismo acabas de catalogarte diciendo que he dicho... Cuando no es verdad. Yo simplemente digo que tu reacción es típicamente de izquierdas, pero no te he catalogado. Ahora sí lo haré. Eres un sociata tipicamente español, es decir, muy diferente a cualquier socialdemócrata europeo que no piensa desde el odio a la derecha o, más aún, desde el el odio a cualquiera que no piense como ellos. Ves, ahora sí catalogo.

Tú, en cambio, sí me catalogas desde el primer momento y dices que mi reacción es la de la derecha sectaria. Ves la diferencia, yo no te califico despectivamente en mi anterior réplica mientras tú si lo haces.

Esa es la diferencia entre tú y yo.

Por eso la izquierda no es democrática ni demócrata. Una prueba más que convierte la hipótesis en tesis y de la que podemos sacar una teoría. Es decir, tras la creencia se comprueba empíricamente -con tu reacción como fase experimental- que en vez de argumentar insultas, de lo que obtenemos la teoría. La izquierda no es... Bueno, ya te la sabes.

No quiero entrar en discusiones absurdas que no nos llevan a ningún lado, así que cuando argumentes, bien históricamente, filosóficamente, políticamente o socialmente te responderé. Ojalá podamos comenzar una discusión política sin descalificaciones, lo deseo de verdad. Utiliza esas herramientas para desmontar mi entrada porque si entras en las descalificaciones, simplemente no perderé el tiempo en contestar.

Gracias por leer este blog y, desde el respeto mutuo, saludos democráticos.

Anónimo dijo...

Sr Editor, aunque usted siga defendiendo atropelladamente su argumentario sobre teoría-tesis-hipótesis, realmente continúa profundamente confundido sobre la historia de la izquierda y, sobre todo, sobre mis posiciones ideológicas. Como afirmé ayer, simplemente soy un ciudadano con posiciones políticas muy diversas. Seguro que en muchas de ellas incluso nos encontraríamos. De nuevo, mi primer post (y también el segundo y también éste) es para insistir en una cosa que tengo clara; tus conocimientos de historia son muy básicos y simplistas y tu proceso deductivo está claramente condicionado por tus posiciones ideológicas. Por lo tanto, no es objetivo. Igualmente creo que tus planteamientos filosóficos son demasiado básicos para aventurarte en la construcción de teorías sobre el "terrible" papel de la izquierda en la historia de la humanidad. Pero, por supuesto, es tan sólo una opinión. Aunque a tí te parezca una sentencia.
Hablas de descalificaciones y aseguras que son propias de la izquierda ideológica debido a su incapacidad para aceptar las opiniones adversas. Dices que el socialismo español se basa en el odio a la derecha.
Pero, amigo Editor, ¿has vuelto a releer todos los artículos que publicas en tu blog? Desde mi punto de vista, todos nacen del odio a la izquierda como idea abstracta, más como contrario que como hecho sociológico y político. De hecho, la razón de ser de tu blog es esa; descalificar permanentemente a la izquierda, a veces con razón pero la mayoría de las veces turbado por la obsesión que tienes por todo lo que sea rojo o parezca rojo.
Hay otro detalle muy importante; tú tienes carnet del Partido Popular y yo soy un ciudadano independiente sin sometimientos a la disciplina de ningún partido político que, como bien sabrás, es la organización menos democrática de nuestra democracia (tanto de izquierdas como de derechas). Circunstancia que reconoces en el post que refieres a la elección de vuestro candidato a la alcaldía de Jaca. Así que yo no tengo ningún tipo de atadura moral, disciplinaria u orgánica. Tú sí. Finalmente, Sr Editor, insisto en la idea inicial. Me sorpende tu perplejidad ante las descalificaciones cuando tú blog es un cúmulo permanente, reiterado e insistente de descalificaciones hacia ese fantasma maldito que representa para ti la izquierda.
Y, por cierto, no has dicho ni una palabra del final de mi anterior post. De nuevo, vincular la dictadura del proletariado con la izquierda del siglo XXI es tan absurdo y simplista como relacionar al Partido Popular con el ideario de Hitler, Franco o Mussolini (todos ellos terribles y abyectos dictadores fascistas), aunque bien es cierto que vuestro presidente fundador fue ministro con Franco. Pero fíjate, a diferencia de tí, yo creo en la evolución del ser humano y hasta me creo que un fascista puede acabar creyendo en la democracia.

Sr. Editor dijo...

Ahora, como ya te he dicho antes, inicio -si quieres- la discusión de verdad. Vamos al grano, al debate ideológico, histórico y real. Me dices que me confundo pero no me dices por qué, según tú, me confundo. Espero que en tu próximo post lo hagas, mientras te contesto a tu parte final del anterior en la que, fíjate, estamos de acuerdo cuando dices "vincular la dictadura del proletariado con la izquierda del siglo XXI es tan absurdo y simplista como relacionar al Partido Popular con el ideario de Hitler, Franco o Mussolini (todos ellos terribles y abyectos dictadores fascistas), aunque bien es cierto que vuestro presidente fundador fue ministro con Franco.".

Tienes toda la razón. Pero parece que no me has entendido. ¿Quién sigue pensando que levantar el puño en alto es propio de la izquierda del s.XXI?

Y aún peor,¿ quién sigue relacionando al PP con Franco y el fascismo? En la entrada te he dejado varios links que contestan la pregunta y por ello afirmo que la izquierda no es democrática.

Todavía más de acuerdo estoy con tu afirmación sobre Fraga. En mi opinión debería ser jubilado por el PP de forma definitiva pero, como bien dices, yo también "creo en la evolución del ser humano y hasta me creo que un fascista puede acabar creyendo en la democracia.". Tienes razón.

Incluso pasaría lo mismo con Carrillo pero, fíjate tú que cosas, mientras el fascista de D. Manuel cree -según tú- en la democracia, D. Santiago sigue anclado a su PCE y su pasado, manteniendo el guerracivilismo y viviendo de éllo. Me gustaría saber si cree en la democracia o sigue gustándole más la dictadura del proletariado, ésa que dices tú que la izquierda del s.XXI no adora.

Y sabes por qué me pregunto tal cosa, porque pienso -muy a mi pesar- que la izquierda no es demócrata ni democrática.

Saludos cordiales y democráticos, querido anónimo lector.

Sr. Editor dijo...

Querido anónimo, continuas sin decirme en qué me confundo. Repito, no sé si escribo bien o mal o si sé o no Historia, pero ya que tú parece que la dominas podrías rebatir mi entrada argumentsndo tu razonamiento...

Posiblemente, como bien dices, mi "proceso deductivo está claramente condicionado por tus posiciones ideológicas". Es posible aunque, no lo creo. Para mi es igual de malo Hitler que Stalin, para otros no. Alzar el brazo con el saludo fascista es tan barbaridad como levantar el puño, que no es obrero y sí símbolo totalitario del comunismo. ¿O a ti no te lo parece? Y de eso hablo porque resulta que hoy en día algunos siguen defendiendoi ese puño como antaño. Así que te pregunto por qué ironizas sobre "el "terrible" papel de la izquierda en la historia de la humanidad". Bueno, si tú eres uno de esos se acabaría la discusión.

Me acusas de insultar y descalificar a la izquierda por el mero hecho de serla... Te confundes, pero, puede que sea tu impresión. Qué le voy a hacer...

Intento siempre argumentar pero quiero recordarte que no debes confundir la crítica política, más o menos lacerante o irónica e incluso dura y personal, con el insulto y la descalificación. Aunque en alguna ocasión se me escape algún improperio no busco el insulto gratuito y simplsta. Pero, todo es opinable...

En algo te daré la razón, no es que yo "odio a la izquierda como idea abstracta, más como contrario que como hecho sociológico y político. De hecho, la razón de ser de tu blog es esa; descalificar permanentemente a la izquierda, a veces con razón pero la mayoría de las veces turbado por la obsesión que tienes por todo lo que sea rojo o parezca rojo.", no sino que considero a zETApé como la mayor desgracia que hemos debido soportar en la democracia española y contra él si pueda turbarme en mis divagaciones. lo reconozco.

Pero por ello, como muchos otros, me veo en la obligación moral de intentar, por medio de este blog y de forma humilde, hacer ver a todo aquel que por aquí se pase que zETApé debe salir de La Moncloa cuanto antes. Ese es el interés de este blog y no otro. Lo hago desde la libertad de realizar la crítica política que me de la real gana para hacer ver al personal que no nos merecemos un Presidente así. ¿O a lo mejor sí nos lo merecemos...?

En cuanto a lo del carnet del partido sólo decirte que soy un simple afiliado, no mantengo cargo público alguno ni representación en el partido, así que no me debo a nadie y soy libre de opinar lo que quiera. En el PP jamás me han dicho qué debía decir, cosa que no ocurre en otros lados. pregunta a las Juventudes socialistas de Jaca...

No te confundas con lo que he escrito de Víctor Barrio y el PP de Jaca, relee porfa. He dicho lo que he dicho, que no es otra cosa que no me han gustado las formas en cómo se ha hecho. Nada más o todo eso. Ya ves, tengo toda la libertad para decirlo y me consta que el propio Barrio está enterado y que, además, le parece muy bien. No es un dictadorzuelo cialquiera como otros que yo me sé...

Sr. Editor dijo...

Ah, perdona que te conteste así de raro, en dos posts, pero es que no sé qué pasa que no me dejaba hacerlo en una.

Saludos.