30 octubre 2009

Pelotazo mafioso


ELENA PUÉRTOLAS. Huesca

El alcalde de Jaca, Enrique Villarroya, ha planteado una modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para una zona de 441.000 metros cuadrados, el sector Levante en el que se incluye la Corona de los Cuervos, con la que se cambiaría la tipología de vivienda y se aumenta de 1.446 adosados o unifamiliares a 2.187 viviendas en bloques y unifamiliares. El proyecto presentado no está firmado por ningún técnico, como es preceptivo, por lo que la pregunta que está en el aire es quién promueve este cambio. Con este interrogante inicia su informe la arquitecta municipal, que concluye con que "el Ayuntamiento no debería aprobar inicialmente el documento presentado".

La zona, a la derecha de la entrada por la carretera de Huesca (N-330) entre la vía férrea y el carretera de Sabiñanigo, supera las 44 hectáreas por lo que tiene una superficie mayor que todo el casco histórico de Jaca, la ciudadela y parte del Ensanche Norte de Jaca juntos. Esta es la comparativa que entre exclamaciones establece la arquitecta municipal en su informe, en el que se pregunta: "Y ¿para qué? Para 2.187 viviendas y áreas verdes y de equipamientos". En su opinión, "se trata de un dispendio de suelo para los tiempos que corren, valga la expresión".

El futuro desarrollo urbanístico del sector Levante, donde inicialmente había huertas de vecinos de Jaca, que ahora están en manos de grandes constructoras, se fijó en el PGOU de 1997, que se aprobó con un gobierno del PP y los apoyos de PAR y CHA. Ahora, el alcalde no cuenta con el apoyo de otros grupos municipales.

El alcalde de Jaca, Enrique Villarroya, declinó ayer pronunciarse acerca del origen de documento, que quedó dictaminado para pleno en una comisión extraordinaria que convocó en agosto. "En este momento no está en debate ese tema en el Ayuntamiento" aseguró. Al apuntarle que ya había pasado por una comisión informativa, comentó que "el equipo de gobierno no tiene nada que decir al respecto".

Villarroya presentó este estudio en la comisión que se celebró el 12 de agosto, y en la que solo estaba este asunto en el orden del día. La modificación quedó dictaminada para pleno con los tres votos favorables del PSOE y las abstenciones de dos concejales del PP y uno de CHA, que declinaron pronunciarse ante la falta de información sobre el origen proyecto. A esta comisión, no asistieron los representantes del PAR, que forman parte del equipo de Gobierno. No obstante, el alcalde todavía no ha presentado el estudio en ninguno de los dos plenos que se han celebrado desde entonces.

El documento está compuesto por una memoria justificativa, una definición de la nueva propuesta, la delimitación del sector, el estudio económico y el informe geológico además del informe de la arquitecta municipal y del letrado asesor del área con fecha de 12 y 10 de agosto respectivamente. Sin embargo, no está firmado por un técnico municipal o externo. Esa fue una de las trabas que encontró la oposición para abstenerse, puesto que el alcalde tampoco desveló la procedencia.

El origen del documento

Y también la arquitecta municipal que no solo escribió literalmente cuatro interrogantes, "¿¿ ??" en los apartados de 'Solicitante' y 'Técnicos' de su informe, sino que insiste en que desconoce la autoría de la modificación que debe estar promovida "de oficio" por el Ayuntamiento. Pero además, resalta que tampoco le consta - como ocurrió con la modificación el PGOU de la estación de esquí de Astún-, que "el Ayuntamiento haya suscrito un convenio urbanístico con algún "agente inmobiliario" valga la expresión, que justifique la existencia posterior del documento que ahora se presenta". Pero, a continuación, apunta que la aprobación en 2005 de las directrices del sector, trajo el "malestar" de algunos de los propietarios de los terrenos, que interpusieron un recurso administrativo todavía en trámites de resolución.

Uno de los requisitos para presentar una modificación es que exista una justificación. Y la técnico al inicio de su informe con fecha 12 de agosto apunta que "desconoce la causa que ha motivado la redacción del documento objeto de estudio".

En el documento del alcalde, se expone que como consecuencia de la orografía del terreno que dificulta el trazado de los viales, "el tipo de vivienda unifamiliar previsto no es la tipología más adecuada actualmente por lo que habría que buscar una tipología de una ocupación menos extensiva, lo cual también facilitaría la inclusión de las viviendas de Protección Oficial dentro de los sectores" dada la obligatoriedad actual que exige una reserva del 30%.

El informe jurídico exige una serie de requisitos que debe cumplir el nuevo plan como hacer constar en el expediente la identidad de todos los propietarios o titulares de las fincas. Aunque ni el letrado asesor ni la arquitecta niegan que puede ser necesario un cambio, esta última apunta que quizá debería plantearse como una revisión. "El Ayuntamiento no se puede conformar con una tramitación rápida de un documento, que entiendo que conlleva un trasfondo muy importante para la ciudad y su economía futura", asegura.

4 comentarios:

Anónimo dijo...

huele mal, muy mal. Que se encarguen de esto los jueces. Basta ya de caciquismo, abundante en Jaca.

Checho dijo...

Así es, anónimo, huele fatal. Pero me temo que los jueces no se encarguen de nada.

Hoy el alcalde de Jaca ha dicho que la cacicada supondría un desarrollo "social, sostenible, equilibrado y mediterráneo". Habrá que dedicarle una entrada...

Iwan dijo...

¿Con Mediterráneo se refiere tipo Marina D´Or?

Checho dijo...

Je, je, je, muy bueno Iwan, muy ueno...